fbpx

Sistemas de Retención Infantil

Por 10 marzo, 2021 Sin categoría

Conozca cómo es la protección de niños, su importancia y las normas que se aplican.

Nos aproximamos al 60 aniversario de una de las invenciones más sencillas pero que más vidas ha salvado a bordo del automóvil: el cinturón de seguridad. Pero este elemento de seguridad pasiva supone el uso de personas de cierta talla mínima luego, con el tiempo, la humanidad creó los Sistemas de Retención Infantil, dada la menor talla y fragilidad de su cuerpo.

En Colombia y según el Código Nacional de Tránsito, en su artículo 82 sobre el cinturón de seguridad, se menciona la obligatoriedad del uso de este elemento cuando se transita sobre las vías del país. También indica que “Los menores de diez (10) años no podrán viajar en el asiento delantero del vehículo. Por razones de seguridad, los menores de dos (2) años solo podrán viajar en el asiento posterior haciendo uso de una silla que garantice su seguridad y que permita su fijación a él, siempre y cuando el menor viaje únicamente en compañía del conductor.”

Con respecto a lo anterior se puede indicar que en Colombia limitan el uso de algunos sistemas de retención infantil que pueden fijarse en la parte delantera del vehículo y que cumplen con altos estándares de seguridad.

Diversas categorías

En la actualidad existen diversos sistemas que permiten que los niños viajen de forma segura en el vehículo. Según el peso del niño se establecen distintas categorías o grupos a los que pueden corresponder distintos sistemas de seguridad.

Debido al constante crecimiento del niño, no se puede determinar con precisión el momento exacto en que éste debe dejar de usar un sistema de seguridad y pasar a otro, por tanto se diseñó una clasificación en función de los rangos de peso.

1. Sistemas de sillas que miran hacia atrás

SILLAS QUE MIRAN HACIA ATRÁS

Debido a la anatomía de los bebés y niños muy pequeños, las sillas que miran hacia la parte posterior del vehículo son las ideales. Diversos estudios confirman los beneficios de usar este sistema en niños de por lo menos hasta los cuatro años. Este tipo de sillas puede tener 3, 4 o 5 puntos de fijación y, según el diseño, pueden transportar bebés de hasta 9 meses y peso entre 10 kg hasta 13 kg.

2. Sistemas que miran hacia adelante.

SILLAS QUE MIRAN HACIA ADELANTE

Existe gran variedad de sillas que pueden ser utilizadas por niños entre los 9 kg hasta los 25 kg, así como también varían los puntos de fijación del arnés, que puede ser de 4 o 5 puntos. Los arneses de 5 puntos sujetan al niño por los dos hombros, la cadera y, además, entre las piernas, siendo este arnés más seguro que el de 4 puntos pues el primero evita el efecto submarino, es decir, que en el evento de una desaceleración brusca, el niño se resbale por debajo de los puntos de fijación.

Asientos y cojines elevadores. Dentro del grupo de los sistemas que miran hacia adelante se cuentan los asientos o cojines elevadores y se emplean cuando el niño ya está un poco más grande y pesa entre 15 kg a 18 kg, es decir, cuando su cuello, por ejemplo, ya está un poco más fuerte y es capaz de sostener la cabeza con firmeza. Estos sistemas utilizan el cinturón de seguridad de tres puntos en el vehículo para sujetar al niño y la silla, permitiendo que la geometría del cinturón para adultos ajuste correctamente al tamaño del niño.

ASIENTOS Y COJINES ELEVADORES

Asientos integrados. En algunos vehículos se integran unos sistemas parecidos a las sillas elevadoras que se denominan sistemas de retención infantil integrados, que normalmente van ocultos y plegados en las sillas traseras. Estos vehículos proporcionan sistemas de seguridad específicamente diseñados para los niños, reduciendo la posibilidad de utilizarlos mal.

ASIENTOS INTEGRADOS

«Según el código nacional de tránsito, en su artículo 82, “los menores de diez (10) años no podrán viajar en el asiento delantero del vehículo. por razones de seguridad, los menores de dos (2) años solo podrán viajar en el asiento posterior haciendo uso de una silla que garantice su seguridad y que permita su fijación a él, siempre y cuando el menor viaje únicamente en compañía del conductor».

Normativa internacional

De acuerdo con las normas técnicas de seguridad recomendadas por la ONU (UN44), los sistemas de retención infantil se clasifican en cinto categorías, como se muestra en la siguiente imagen.

Normatividad aplicable para los sistemas de retención.

El uso de sillas para el transporte de los menores debe ser el indicado porque, si no se usan adecuadamente, el sistema no puede proteger en caso de una colisión. El buen desempeño de estos sistemas depende de otros factores como la posición y la fijación del sistema al vehículo, mediante los cinturones de seguridad y el sistema ISOFIX.

En el mundo existen dos sistemas: el ISOFIX, de origen europeo, y el Latch, estadounidense.

EuroNCAP promueve la instalación de soportes ISOFIX junto con otras características de los vehículos para que los niños puedan viajar de forma segura. El vehículo recibe un premio si proporciona características importantes como anclajes ISOFIX en diversas posiciones de los asientos, el etiquetado “i-Size”, un interruptor de desactivación del airbag del asiento delantero con instrucciones claras para el usuario, asientos para niños integrados, etc.

Este mismo programa de evaluación verifica características como la longitud del cinturón de seguridad, la ubicación de la hebilla del cinturón, la accesibilidad de los anclajes ISOFIX y la estabilidad del Sistemas de Retención Infantil (SRI). Además, promueve el transporte de niños pequeños en asientos orientados hacia atrás y comprueba si los vehículos permiten la instalación de dichos asientos.

Abróchelos

En Colombia estamos muy lejos de normalizar y exigir el uso de sillas de retención infantil para el transporte de niños, más aún cuando el Código Nacional de Tránsito no indica argumento técnico sobre la utilización de estos elementos.

Las sillas de retención infantil son avaladas por estándares internacionales y homologadas bajo las más estrictas normativas. En Europa está la normativa ECE R44/03 y próximamente la actualización que se transformará en la ECE R129 o i-Size. Para Estados Unidos aplica la normativa FMVSS No 213 “Child Restrain Systems”. Con lo anterior se puede apreciar que a nivel mundial se hace especial énfasis en la importancia con la que deber ser el trasporte de niños en vehículos.

Recomendaciones para el uso del SRI:

1. En lo posible, no llevar los niños en los brazos en ninguna circunstancia.

2. El bebé debe ir mirando hacia atrás en el sentido del movimiento del vehículo, hasta que pese al menos 10 kg.

3. Si la silla del bebé tiene asa para sujetarla, remuévala o póngala hacia abajo cuando esté circulando el vehículo.

4. Supervise periódicamente que la silla sea adecuada a la talla y peso del niño, para garantizar su protección. Si ha sufrido un accidente debe cambiarla.

5. La silla debe quedar firmemente sujeta al asiento del vehículo, de modo que se elimine cualquier holgura entre el asiento y la silla, ya sea lateral o longitudinal.

6. En las sillas es preferible el arnés de cinco puntos al de cuatro, con el fin de evitar que el niño pueda resbalarse por debajo de las sujeciones.

7. Nunca debe poner la silla infantil en el asiento delantero del acompañante que tenga conectado el airbag frontal de pasajero; si es el caso, desactívelo.

8. Es muy importante el recorrido del cinturón de seguridad (o del arnés) sobre el cuerpo del niño: nunca debe ir por encima del cuello y las holguras deben eliminarse.

Deje un comentario