fbpx Skip to main content

FATIGA AL VOLANTE: UNA DE LAS PRINCIPALES CAUSAS DE ACCIDENTALIDAD VIAL

Cansancio extremo, somnolencia, ojos pesados y microsueño son solo alguno de los principales síntomas de la fatiga al volante, condición que repercute directamente en las habilidades de conducción y que ha sido considerada una de las principales causas de accidentalidad vial.

Cuando hablamos de prevención vial, son muchas las personas que piensan que el revisar las condiciones y buen estado de su vehículo son los únicos esfuerzos necesarios en materia de seguridad vial, sin embargo, hay un aspecto clave que muchas veces se deja de lado y es el factor humano, donde claramente el estado físico y mental del conductor inciden directamente en términos de accidentalidad vial.

El estar detrás del volante conlleva una responsabilidad trascendental no solo consigo mismo sino además con los otros actores viales, es por esto por lo que el estar atentos y reconocer que no nos encontramos en óptimas condiciones para conducir, es clave para proteger la vida en las vías. La somnolencia, el cansancio, ojos pesados y microsueños son solo algunos de los síntomas de la fatiga al volante, condición derivada del cansancio físico que repercute directamente en nuestro estado mental e intelectual y que al no ser detectada a tiempo puede resultar en siniestros viales.

La Fatiga está definida como la falta de energía y motivación que ocasionan dificultad para concentrarse y actuar con total claridad frente a una situación puntual, esto debido a que el cuerpo se encuentra en un estado de cansancio y agotamiento como resultado de un esfuerzo físico importante, estrés emocional, aburrimiento o por malos hábitos del sueño. Cabe la pena resaltar que este no es un tema menor, por el contrario, actualmente el 30% de los accidentes viales se derivan de problemas relacionados con la fatiga al volante posicionándose como quinta causa de mortalidad en la vía.

¿Qué puede potenciar la fatiga al volante?

En general, todo lo que facilita o hace más intensa la fatiga al volante es porque:

  • Falta de descanso apropiado (conducción prolongada por mucho tiempo – falta de pausas activas)
  • Circunstancias externas que hacen más difícil la conducción o aumenta la concentración necesaria para circular (estado de las vías, lluvia, calor excesivo, conducción nocturna etc.).
  • Monotonía del entorno o de la propia tarea de conducción.
  • Malos hábitos del sueño (son necesarias al menos 7 horas de descanso antes de emprender largos recorridos)
  • Incomodidad en la conducción (como, por ejemplo, adoptar una mala postura o tener un cuadro de mandos mal diseñado).
  • Alteración en el estado psicofísico del conductor (como la prisa, el estrés o la ansiedad).

CONSEJOS PARA EVITAR LA FATIGA

1. Descanso adecuado

En especial si se va a realizar un recorrido de largo trayecto, es indispensable estar descansado tanto física como emocionalmente, tener síntomas claros de somnolencia y de sueño son fatales al conducir. Por otro lado, las emociones también juegan un papel importante, recordemos que conducir bajo estados elevados de estrés, ansiedad, tristeza repercuten directamente en su actitud y respuesta frente a las diferentes circunstancias que se puedan presentar en la vía.

Si empieza a sentir sueño o somnolencia, lo mejor es parar y tomar una pequeña siesta, y si va acompañado de algún pasajero que también pueda conducir, compartir esta tarea.

De igual forma si va a conducir durante extensos recorridos a lo largo de la noche, deben iniciarlos habiendo descansado adecuadamente y lo suficiente (por lo menos 7 horas de sueño). Recuerde que muchas personas desconocen el tener problemas de sueño y esto su respuesta frente a situaciones que requieran de mayor atención, por lo que si usted durmió, pero aun así se siente cansado, es necesario que consulte a un especialista.

2. Posturas adecuadas en la conducción.

Todo conductor debe adoptar una postura correcta a la hora de conducir tanto para evitar posibles lesiones, como también para mantener una conducción más eficiente y por ende, segura, por otro lado conducir con una posición incorrecta provoca cansancio, tensión en la espalda, cuello, brazos y piernas, además de aumentar el riesgo de perder el control de nuestro vehículo.

Principales recomendaciones para tener en cuenta:

  • Ubicación de reposacabezas:

La zona central del reposacabezas debe encontrase ubicada a la altura de las orejas del conductor.

  • El cinturón de seguridad:

Este debe encontrarse ajustado sobre la clavícula y el pecho, sin llegar a oprimirlos, manteniéndolo tenso a la altura de la pelvis para evitar los posibles deslizamientos por dicha zona en casos de posibles accidentes o colisiones.

  • Volantes ajustables:

Si usted cuenta con un volante ajustable, debe calibrarlo de tal manera en que los hombros y los músculos de la espalda deben mantenerse relajados. De la misma manera los brazos deben evitar estar tensos con una postura o estiramiento innecesario.

  • Posturas de las piernas:

Lo recomendable es que el asiento esté dispuesto de una manera tal, en la que permita a las piernas formar un ángulo aproximado de 135 grados con respecto a los muslos. De esta manera podrán llegar a los pedales con comodidad y de forma segura.

  • Inclinación del asiento:

Este debe tener una inclinación hacia atrás entre 15 y 25 grados aproximadamente. De esta manera el muslo y la cadera formarán un arco de 110 a 120 grados.

  • La altura del asiento:

Se recomienda ajustarlo a unos 30 cm del piso del auto para que se goce de buena visibilidad en todos los puntos del auto.

Otras importantes recomendaciones para que usted se sienta cómodo y seguro dentro de su vehículo es evitar distracciones (música con un volumen alto), mantener una temperatura agradable, es importante que dentro del vehículo no haya exceso de calor ya que produce cansancio y somnolencia. Lo recomendable es que la temperatura no exceda los 20 grados.

No olvide:

  1. Vaciar los bolsillos. Los objetos voluminosos afectan a la posición.
  2. Sentarse lo más atrás posible en el asiento.
  3. La espalda tiene que tocar completamente el respaldo.
  4. Las piernas deben descansar en el asiento.
  5. Los codos deben estar ligeramente doblados mientras se agarra el volante.
  6. Los hombros deben estar en contacto con el asiento.

3. Pausas activas para conductores

Conducir un auto entre 8 y 12 horas puede representar un riesgo para la salud. Los conductores se exponen al cansancio físico y psicológico, el cual puede derivar en problemas de salud.

Especialistas en Salud Ocupacional recomiendan realizar ejercicios de estiramiento cada cierto tiempo para eliminar la posibilidad de lesiones y liberar el estrés. Esto aporta a las medidas de seguridad que deben tomar los conductores a fin de evitar accidentes.

Entre otros síntomas, el estrés se manifiesta en contracturas musculares que, en su fase inicial, provocan dolor, pero pueden llegar incluso a limitar los movimientos.

Mientras más horas pasa una persona frente al volante mayores son las molestias causadas por la contracción dolorosa e involuntaria de los músculos. Este cuadro se agrava, además, por la postura inadecuada que adopta la mayoría de los conductores.

Programa pausas activas

El programa de pausas activas establece unos periodos de recuperación luego de un periodo de tensión de carácter físico y mental generado por el trabajo. Una pausa activa toma tan solo 5 a 7 minutos, por lo general se realiza en el intermedio de los horarios, a las 10:30 am y a las 3:30 pm. Es importante saber que un trabajo prolongado durante dos horas genera fatiga.

4. Consejos ejercicios y estiramientos:

  • Espalda

Un ejercicio ideal para estirar la espalda requiere estar de pie. Puede bajarse del vehículo y colocarse en la acera. La maniobra inicia llevando las manos a la altura de los riñones. Después coloca los codos hacia atrás y estira el cuerpo hacia arriba. De esta forma se va a lograr un momento de relax. Se debe realizar este ejercicio durante dos minutos. Flexiona la parte superior del cuerpo hacia la derecha y luego a la izquierda. Repite este ejercicio cinco veces para cada lado.

  • Para los brazos

Este movimiento se puede realizar dentro del vehículo. Lo primero es levantar los brazos y llevarlos hacia atrás, tomando en cuenta el nivel de flexibilidad de cada persona. Al mismo tiempo se debe mantener la espalda separada del respaldo del asiento. En lo posible se debe mantener la espalda y la cabeza rectas. Suba los hombros hacia las orejas a la vez que inhala, contenga la respiración durante 3 segundos. Baje los hombros exhalando y juntando los omóplatos durante otros 3 segundos. Realice de 3 a 6 repeticiones. La posición debe mantenerse entre 30 segundos a 2 minutos.

  • Para las piernas

Las extremidades inferiores son una de las partes del cuerpo que más sufren durante la conducción. Es por esto por lo que resulta importante estirarlas. Suba y baje los tobillos, esto evitará la formación de coágulos en las piernas. Repítelo 3 veces con cada lado.

Eleve una pierna hacia delante y hacia atrás durante 5 veces. Luego alterne con la otra pierna. Esto ayuda a eliminar la tensión y contribuye a la circulación sanguínea en la zona inferior del cuerpo. Otra alternativa es hacer unas sentadillas muy suaves para liberar la presión de las rodillas. Caminar un poco también ayudará a estirar los gemelos.

  • Para el cuello

Esta parte del cuerpo soporta toda la tensión provocada por el peso de la cabeza. Los músculos en esta zona tienden a sufrir contracturas debido al estrés. Una alternativa para relajar estos músculos es mover la cabeza sobre el hombro derecho, manteniendo la postura por 10 segundos. El mismo movimiento se debe repetir sobre el lado izquierdo. Las repeticiones pueden realizarse durante dos minutos.i

5. Adecuada Alimentación

Cuidar la ingesta de alimentos, bebidas y medicamentos. Evite el consumo de alimentos muy pesados y en abundancia, por supuesto no ingiera bebidas alcohólicas si va a manejar, aunque usted crea que lo puede manejar, los efectos del alcohol en el cuerpo disminuyen considerablemente la efectividad de atención y capacidad de respuesta. También antes de tomar el volante cerciórese que los medicamentos que está consumiendo no tienen efectos secundarios como el producir somnolencia y sueño.

Finalmente, pero no menos importante, recuerde que la hidratación es fundamental para mantenerlo en estado alerta, ya que sin liquido su cuerpo pierde la energía necesaria para completar la actividad de conducción adecuada.

Deje un comentario